• DSCF2413_carousel.JPG

Legalidad

Una prioridad clave para AHEC es garantizar que en los mercados internacionales no se socave ni el valor ni la reputación de la madera de frondosas estadounidenses extraída legalmente, a causa de la entrada de productos competidores procedentes de fuentes ilícitas. Apoyamos la legislación que prohíbe el comercio de madera extraída ilegalmente y proporcionamos herramientas para demostrar que el riesgo de obtener madera de cualquier especie de frondosas estadounidenses de una fuente ilegal, es insignificante.

ESTUDIOS INDEPENDIENTES

El estudio “Evaluación del riesgo: Legalidad y sostenibilidad de las exportaciones de maderas de frondosas estadounidenses”, encargado por AHEC a Seneca Creek Associates, recopila información detallada sobre el alcance, la eficacia y la aplicación de los programas reguladores federales, estatales y locales en los estados productores de madera de frondosas estadounidenses.

El estudio de Seneca Creek muestra que hay menos de un 1% de riesgo de que entre madera ilegal en la cadena de suministro de la madera de frondosas estadounidenses. Esto se debe a los efectos combinados de la existencia de derechos de propiedad claros y plenamente aplicados; la propiedad forestal familiar multigeneracional; el respeto al estado de derecho; y una sociedad civil fuerte.

En 2016 AHEC encargó una revisión del estudio de Seneca Creek para garantizar que las conclusiones seguían siendo pertinentes y estaban al día.

LEGISLACIÓN

AHEC fue un destacado defensor, a través de su afiliación a la U.S. Hardwood Federation, de la Enmienda a la Ley Lacey de los Estados Unidos ( U.S. Lacey Act Amendment), de mayo de 2008. Dicha Ley tipifica como delito en los Estados Unidos la posesión de cualquier planta (excluidos los cultivos agrícolas, pero incluidos la madera y los productos derivados) que “se recolecte, posea, transporte o venda” infringiendo cualquier legislación estatal o extranjera pertinente.

AHEC también ha participado de manera activa y apoya plenamente los esfuerzos de la Unión Europea para aplicar el Reglamento de la Madera de la UE (EUTR) desde el 3 de marzo de 2013. A las empresas que “comercializan por primera vez” productos forestales en el mercado de la UE, este Reglamento impone determinados requisitos obligatorios para implementar un “sistema de diligencia debida” que evalúe y mitigue el riesgo de que entre madera ilegal en la cadena de suministro. Ahora se están aplicando leyes similares en Australia, Indonesia, Malasia y Noruega y se está considerando su adopción en varios otros países, incluidos Japón y Corea del Sur.

HERRAMIENTAS

Con el fin de ayudar a los compradores de madera de frondosas estadounidenses a cumplir con el Reglamento EUTR y leyes similares, AHEC ha desarrollado un sistema en línea que permite a los exportadores de dicha madera crear un  Perfil ambiental de la madera de frondosas estadounidenses (AHEP-American Hardwood Environmental profile) de cada partida individual de producto exportada a cualquier mercado del mundo.

Cada AHEP se ajusta a los requisitos del Reglamento EUTR y sigue minuciosamente las directrices del Documento de orientación para la aplicación del Reglamento EUTR. Para cada partida individual, el AHEP proporciona acceso a información sobre el nombre del proveedor estadounidense, la descripción del producto, la cantidad de madera, el nombre comercial y científico de la especie, y el lugar de extracción, así como documentos que acreditan el riesgo insignificante de extracción ilegal junto con otros datos de impacto ambiental.

Si bien las legislaciones como el Reglamento EUTR establecen que la obligación de diligencia debida recae firmemente sobre el importador, AHEC ha elaborado, para los asociados, el documento Orientación sobre el Reglamento EUTR y el documento Orientación sobre la Ley para la Prohibición de la comercialización de troncos Ilegales (Illegal Logging Prohibition Act) de Australia, para garantizar que los exportadores de madera de frondosas estadounidenses estén plenamente informados sobre sus obligaciones legales y, por consiguiente, puedan ayudar a sus clientes extranjeros cuanto sea posible.